24 dic. 2014

La crisis de Crimea



Crimea, como en otros momentos históricos -1853 ó 1942- se ha vuelto un epicentro geopolítico "caliente". El reciente referendum que separaría a la región de Crimea de Ukrania y la devolvería a Rusia ha creado bastante revuelta diplomática, movilización de fuerzas y una guerra mediática que tiene a la opinión pública a ciegas.
Esta reunificación política casi "natural" entre la región de Crimea y Rusia tiene una importante repercusión en la conformación del escenario internacional dándole a Putin en su carrera por posicionar a Rusia como una potencia con la ventaja geoestratégica que obtuvo a través de esta anexión.
Esto genera distintas reacciones a distintos niveles con distintas consecuencias.
En primer lugar, Estados Unidos, como principal rival de Rusia, se opone a esta reunificación y desencadena una guerra mediatica anunciando una invasión armada violenta apelando a la opinión pública internacional acompañadas de vagas amenazas en un complicado año electoral.
Independientemente del desenlace electoral norteamericano el interés de Estados Unidos por intervenir en la región se hará notar cuando se normalice su situación política.
Ukrania no ve con simpatía perder una región como Crimea como parte de su territorio y se puede esperar algún tipo de resistencia por su parte.
El comodín en este disputa son Turquía y la UE y la posición que puedan adoptar.
En este marco de tensión se ha detectado un importante movimiento de tropas en la región de Crimea. No se ha podido determinar aún el origen de las fuerzas militares ingresando a Crimea. Se trata de tropas bien equipadas y con sus insignias ocultas. Aunque no se ha podido determinar el origen de esa fuerza militar se sospecha que pueden ser Ukranianas o Rusas. Todo indicaría que se trata de tropas rusas. A pesar de este movimiento militar Crimea no se encuentra ocupada por medio de la fuerza. No han habido despliegues, operaciones militares, ni deposición de autoridades locales. Al parecer se trata de un "gesto" de política internacional demostrando la voluntad de Rusia de reunificarse con Crimea. Este "gesto" no es recibido con docilidad en "occidente" y Washington ha mantenido sus amenazas restringidas al campo de la retórica. Hasta que finalicen las elecciones presidenciales en Estados Unidos podemos esperar cierta "estabilidad" en torno a Crimea. Existe una gran controversia respecto a los sucesos que se están desarrollando en Crimea. Para algunos es una manifestación de soberanía y determinación de un pueblo a ser parte de una importante nación y potencia mundial con la que comparte un patrimonio y una larga historia y tradición. Para los medios en occidente es otra movida maquiavélica de Putin para expandir sus ambiciones imperialistas. Una maniobra para mejorar la posición geo-política y convertir a Rusia en una de las grandes potencias a nivel mundial. Un acto de invasión militar y una declaración de guerra. Un hecho sin legitimidad ni legalidad para el derecho internacional. La discusión sobre la cuestión presenta distintas posturas, puntos de vista y argumentos. La realidad es que hoy es un hecho que Crimea forma parte de Rusia y que éste proceso se está desarrollando de forma pacífica. Esta unificación está siendo reforzada militarmente como muestra de la determinación de la decisión tomada. Esto sucederá sin una respuesta o demostración de fuerza por Estados Unidos debido a su situación electoral es improbable que se tomen decisiones tan "costosas" en términos políticos. Más allá de los hechos y adelantándonos a que suceden podríamos decir que Crimea se está por convertir en una de las zonas "calientes" del globo.

15 dic. 2014

El Conflicto de Crimea

¿Que está pasando en Crimea? Eso depende de que cadena de noticias mires. Los recientes acontecimientos políticos en Crimea han vuelto a poner esa región en el centro de la atención de la opinión pública internación. Han vuelto a poner a poner a Crimea en el foco de atención porque esta región ya fué disputada y el escenario de guerras y batallas legendarias. León Tolstoi (el autor de "La guerra y la paz") relató de primera mano, como oficial de artillería, su experiencia en la Guerra de Crimea de 1853-1856 en su libro "Los cañones de Sebastopol". Casi un siglo más tarde la invasión nazi a la URSS volvió a asediar y tomar Crimea, pero como en el conflicto anterior, Rusia logró repeler al enemigo. Esta tumultuosa historia de la región de Crimea se debe a su valor geo-estratégico por estar localizada a las puertas de Europa, el Mediterráneo y Asia. Ésta península bordeada por el Mar Negro y el Mar de Azov es un punto de alto valor militar (en especial naval) así como político y económico. Esto explica las disputas y conflictos que experimentó esta región a lo largo de la historia. En este sentido no hay nada de novedoso en que exista tensión en esa parte del mundo en momento en el que aparecen nuevas potencias y se configura un nuevo orden mundial. La historia de Crimea y Rusia comienza en 1774 con una disputa con el Imperio Otomano (hoy Turquia) por controlar esa región que se resolvió mediante la guerra de (1787-1792) que le otorgó su dominio a la Rusia de Catalina la Grande. Desde la misma época que se conformaba los Estados Unidos, Crimea ha sido parte del territorio e historia Rusa. Una historia en la que se destaca el heroísmo con el que en varias ocasiones Rusia defendió este territorio de fuerzas extranjeras, ya fueran los turcos, los ingleses y los franceses (1853-1856) ó los nazis (1942-43). Esta nueva crisis o tensión que se vive en torno a Crimea (aunque relacionado a su historia) se debe a otro acontecimiento político reciente. Para entender éste acontecimiento es necesario entender lo sucedido en la Unión Soviética en 1954 durante el gobierno de Nikita Khrushchev. Khrushchev, nacido en la vecina nación de Ucrania quiso beneficiar su tierra natal entregándole el control de la región de Crimea. Crimea que carecía de población ukraniana se encontraba bajo el control administrativo de ésta nación. Este evento es clave para entender lo que está sucediendo ahora en Crimea. Tras la caída de la Unión Soviética algunas de las naciones que la componían decidieron declarar su independencia y establecerse como Estados independientes de Rusia. Una de esas naciones fué Ukrania que en 1991 declaró su independencia y se constituyó como una nación independiente. Con la separación de Ukrania de Rusia, Crimea se encontró desligada a Rusia y bajo el control de la nueva república de Ukrania. Crimea no posee una historia, ni una población que la vincule a Ukrania más allá de la impuesta en 1954 por Khrushchev. Los habitantes de Crimea hablan ruso (no ukraniano) y se identifican -desde un punto de vista histórico- con Rusia y no Ukrania. En marzo de este año (2014) Crimea realizó un referendum en el que sus habitantes decidieron separarse de Ukrania y volver a formar parte de Rusia. Los resultado de la votación del referendum fue de más de un 95% a favor de volver a formar parte de Rusia. Éste resultado no solo se debe a razones históricas. Las condiciones económicas y de bienestar que ofrece Rusia a sus ciudadanos en Crimea son mejores a las que puede ofrecer Ukrania.


 Un corto sobre la experiencia de un estudiante de cien en Crimea

Crimea, incorporándose nuevamente a Rusia podrá gozar de mejores planes económicos y sociales que brinda el gobierno ruso. En ese sentido el pueblo de Crimea apoya y simpatiza con las políticas "populistas" del presidente ruso Putin. El resultado de éste referendum y la re-anexación de Crimea a Rusia despertó como en 1853 el malestar de las potencias preocupadas por la nueva política expansionista de Putin. El retorno de Crimea a Rusia a generado inestabilidad en el delicado tablero de las relaciones internacionales en el que nuevas y viejas potencias buscan afianzar su posición. Ukrania no se siente del todo conforme con estos acontecimientos y aunque no ha realizado ninguna declaración firme sobre su postura y si aceptará esta decisión y permitirá a Crimea volver a ser parte de Rusia. En este conflicto han intervenido países como los Estados Unidos oponiéndose a que se lleve a cabo esta unificación de Crimea y Rusia. Sin embargo Estados Unidos se encuentra cerca de un proceso electoral por la presidencia de ese país, lo que la condiciona para tomar acciones drásticas al respecto. En este marco de tensión se ha detectado un importante movimiento de tropas en la región de Crimea. No se ha podido determinar aún el origen de las fuerzas militares ingresando a Crimea. Se trata de tropas bien equipadas y con sus insignias ocultas. Aunque no se ha podido determinar el origen de esa fuerza militar se sospecha que pueden ser Ukranianas o Rusas. Todo indicaría que se trata de tropas rusas. A pesar de este movimiento militar Crimea no se encuentra ocupada por medio de la fuerza. No han habido despliegues, operaciones militares, ni deposición de autoridades locales. Al parecer se trata de un "gesto" de política internacional demostrando la voluntad de Rusia de reunificarse con Crimea. Este "gesto" no es recibido con docilidad en "occidente" y Washington ha mantenido sus amenazas restringidas al campo de la retórica. Hasta que finalicen las elecciones presidenciales en Estados Unidos podemos esperar cierta "estabilidad" en torno a Crimea. Existe una gran controversia respecto a los sucesos que se están desarrollando en Crimea. Para algunos es una manifestación de soberanía y determinación de un pueblo a ser parte de una importante nación y potencia mundial con la que comparte un patrimonio y una larga historia y tradición. Para los medios en occidente es otra movida maquiavélica de Putin para expandir sus ambiciones imperialistas. Una maniobra para mejorar la posición geo-política y convertir a Rusia en una de las grandes potencias a nivel mundial. Un acto de invasión militar y una declaración de guerra. Un hecho sin legitimidad ni legalidad para el derecho internacional. La discusión sobre la cuestión presenta distintas posturas, puntos de vista y argumentos. La realidad es que hoy es un hecho que Crimea forma parte de Rusia y que éste proceso se está desarrollando de forma pacífica. Esta unificación está siendo reforzada militarmente como muestra de la determinación de la decisión tomada. Esto sucederá sin una respuesta o demostración de fuerza por Estados Unidos debido a su situación electoral es improbable que se tomen decisiones tan "costosas" en términos políticos. Más allá de los hechos y adelantándonos a que suceden podríamos decir que Crimea se está por convertir en una de las zonas "calientes" del globo.


No hay manera de certificar la autenticidad de este video que mostraría tropas rusas en la frontera con Ukrania

Relanzamiento de Pelusón of Blood

Este blog comenzó en 2006 motivado por la fascinación de nuestra cultura por las máquinas de destrucción. Entonces este blog era un curioso catálogo de máquinas de destrucción. Hoy en el 2014, 8 años más tarde nos interesa rescatar la plataforma para darle una nueva dirección. Nos interesa aquí continuar pensando los conflictos militares actuales, las tecnologías, dispositivos, equipos y otros elementos involucrados en los mismos. Nos interesa comenzar a abordar intergralmente los conflictos actuales considerando desde sus aspectos más técnicos de armamento y equipamiento hasta las cuestiones geopolíticas en las que están fundados. Nos interesa brindar una mirada profunda compuesta a partir de varios elementos de cuestiones particulares como generales de los conflictos armados que sufre nuestro mundo. Una guía de las guerras, sus protagonistas y sus instrumentos. Un disección de los distintos niveles en los que opera el antagonismo.
Brindamos información tanto sumaria sobre conflictos actuales, sus fundamentos políticos y sociales, los intereses económicos y geopolíticos detrás de ellos, así como cuestiones técnicas sobre su material bélico estrategias, tácticas militares, armamento y equipo de guerra.
Una colección de recortes de los conflictos armados de nuestro tiempo.